Archivos diarios: 31 enero 2009

En Francia campeonato de Karate de alto nivel

Este fin de semana campeonato de Karate de alto nivel

poster-paris09

Este fin de Semana se llevara a cabo un fuertísimo campeonato   de Karate. Será en París en donde ocurrirá el campeonato europeo de cadetes. Muchos están apostando todas las fichas que este campeonato marcará la vuelta de la hegemonía del Karate mundial para Italia.

Programa del campeonato:

36th EUROPEAN JUNIOR & CADET CHAMPIONSHIPS

1st U-21 EKF CUP

30/31 Enero & 01/Febrero – Paris (France)

5 TATAMIS

Anuncios

Fallece Helio Gracie a los 95 años de la edad

Fallece Helio Gracie a los 95 años de la edad

helio20gracie222

El creador del jiu-jítsu brasileño,  Helio  Gracie, de 95 años, murió en la mañana  de este  jueves 29, en Petrópolis, Río De Janeiro, resultado de una neumonía.

Helio Gracie desarrolló una ramificación del jiu-jítsu tradicional (arte marcial japonés) debido a su fragilidad física. Natural de Belém de Pará, el combatiente siguio y estudió todas las técnicas del jiu-jítsu con su hermano, Carlos Gracie.

Al poco tiempo, Helio mejoró las técnicas, específicamentel las del piso, y creó el jiu-jítsu brasileño, el que es dinfundido por sus hijos Rickson Gracie y Royce Gracie, ambos leyendas del deporte. Rickson, también, tiene en su Historial 487 peleas sin derrotas.

CARRERA

Helio Gracie comenzó su carrera realizando peleas con los boxeadores y los judocas profesionales para divulgar su técnica, con peleas inclucibe en  río en São Paulo, y en  Ibirapuera. A los 17 años pelea por primera vez contra el boxeador Antonio Portugal y lo vence en 30 segundos.

Quizás su lucha más memorable se realizo en el Maracanãzinho, en 1955, contra el japones Masahiko  Kimura, uno de los principales artistas marciales de esa epoca. La pelea duro 3h45 siendo el enfrentamiento  más  largo de la historia. Gracie perdió el combate  cuando su adversario que pesaba 37Kg mas, le rompio el brazo.

El Discípulo de Musashi

El Discípulo de Musashi

Por Taisen Deshimaru

Del libro “The Zen Way to the Martial Arts” Penguin/Arkana.

Un samurai  fue a ver al legendario maestro Miyamoto Musashi y le pidió que le enseñara la verdadera vía de la espada. El maestro aceptó. Una vez su discípulo, el samurai utilizaba todo su tiempo, como le había ordenado su maestro, cargando y cortando leña y yendo a buscar agua desde un distante manantial. Hizo esto todos los días por un mes, dos meses, un año, tres años. En la actualidad cualquier discípulo se habría arrancado a la semana o hasta unas pocas horas, pero el samurai continuó, y en el proceso formó su cuerpo. Al final de tres años, a pesar de todo, se hartó y le inquirió a su maestro, “Qué tipo de entenamiento me está dando? No he tocado una espada desde que llegué. Ocupo todo mi tiempo cortando leña y cargando agua. Cuando me va a iniciar?”

“Está bien, está bien”, respondió el maestro. “Ya que lo deseas, ahora te enseñaré la verdadera técnica”.

Le ordenó que fuera al dojo y ahí, día tras día, desde la mañana hasta la noche, el discípulo tuvo que caminar alrededor de la orilla externa del tatami, paso a paso alrededor del salón sin nunca perder el paso.

Así pues el discípulo caminó alrededor de la orilla del tatami por un año. Al final de ese tiempo le dijo a su maestro, “Soy un samurai, tengo una larga experiencia con la espada y he conocido a otros maestros de kendo. Ninguno me ha enseñado de la manera que usted lo hace. Ahora, por favor, enséñeme la verdadera vía de la espada”.

“Muy bien,” dijo el maestro. “Sígueme.”

Lo guió lejos en las montañas a un lugar donde un tronco de árbol hacía de puente por encima de una quebrada profunda, escabrosa de profundidad aterradora.

“Muy bien,” dijo el maestro, “crúzalo.”

El samurai no entendía lo que su maestro quería decir; cuando miró hacia abajo, titubeó, retrocedió y no pudo convencerse de cruzar.

Repentinamente se escuchó un sonido de golpeteos detrás de ellos, el sonido del bastón de un hombre ciego.

El ciego, sin prestarles atención, los pasó y golpeteando se guió firmemente por encima del abismo, su bastón por delante.

“Ahh,” pensó el samurai, “Estoy comenzando a entender. Si el ciego puede cruzar así, yo debería poder también lograrlo.”

Y luego su maestro dijo, “Por un año completo has caminado vuelta tras vuelta alrededor de la orilla del tatami, que es mucho más angosto que ese tronco; deberías poder cruzar.”

Entendió y rápidamente cruzó al otro lado.

Su entrenamiento estaba terminado: tres años desarrolló la fuerza corporal; un año completo desarrolló su poder de concentración sobre una sola acción (caminar); y finalmente, encarando la muerte a la orilla del abismo, recibió su entrenamiento final de espíritu y mente.

Iaido

Iaidō (居合道, Iaidō?), también escrito iaijutsu (居合術, iaijutsu) o battojutsu (抜刀術, battōjutsu) es básicamente, el arte marcial japonés del envaine y desenvaine de la katana. Era practicado con asiduidad por los samuráis especialmente en el periodo Edo, y trata del enfrentamiento armado con sable sentenciándolo de manera inmediata.

Aspectos técnicos

Consta de cuatro fases comunes a todas las ejecuciones pero que sin embargo toman formas distintas en cada situación:

  • Nukitsuke: Desenvaine rápido; retirar el sable de su vaina (saya), llevando ésta hacia atrás (saya biki). Es una parte importante, se dice que es la vida del iaidō.
  • Kiritsuke: Corte al oponente.
  • Chiburi: Escurrimiento de la sangre que queda en la hoja.
  • Nototsuke: Volver el sable a la vaina.

Se pone énfasis en la fluidez con la que deben darse estas cuatro fases y también en la importancia de poder desempeñar estas acciones en cualquier momento y situación: sentado, tumbado, boca abajo, etc.

Este arte marcial se practica de forma individual, aunque a veces se usen ejercicios que impliquen la participación de compañeros. Por esto el iaidoka debe hacer uso de su imaginación y concentración para adoptar y reaccionar ante las distintas situaciones que los Katas representan.

El entrenamiento tradicional de iaidō se hace con espadas extremadamente afiladas con el objeto de agudizar la atención del practicante. Hoy en día, el practicante novato de iaidō se entrena con un Bōkken (sable de madera) o un Iaito, éste último es muy parecido a una verdadera katana pero fabricado con aleaciones de metal más baratas que el acero y normalmente sin afilar. Mientras que los grandes maestros y aquellos que alcanzan altos grados (2°dan o 3° dan en adelante) usan espadas auténticas (Shinken).

No debe confundirse Iaidō con kendō (剣道) o kenjutsu (剣術):

  • En Kendō no se enseña el envaine y desenvaine del sable. De hecho, el arma usada en kendō, un shinai flexible de bambú, no usa vaina. Además, el Kendō es practicado con un compañero en entrenamiento de ‘full contact’ y al practicar las katas.
  • El Kenjutsu se ejecuta en forma de kata, pero por lo general en parejas y suele incluir envaine y desenvaine del sable.

Diferencia entre Iaidō e Iaijutsu:

Iaidō es usado para referirse al estilo enseñado por la All Japan Kendō Federation (AJKF), en una búsqueda de mejorar personalmente, mientras que el Iaijutsu está relacionado con las koryū (escuelas antiguas) que incluyen técnicas más orientadas al combate.

Historia

Respeto debido a la espada (tōrei) antes y después de la práctica.

Los samurái usaban el Kenjutsu como vías de entrenamiento para alcanzar la perfección que de ellos, como guerreros, se esperaba. La primera disciplina cultivaba en el guerrero el espíritu de combate y enfrentamiento, mientras que el segundo se centraba en el uso real del arma en combate. Sin embargo el samurái vivía una vida peligrosa, donde los señores o Daimyo se enfrentaban habitualmente por sus propios intereses y donde los mismos guerreros podían ser atacados por sorpresa, incluso por otros samurái sin darle tiempo a desenfundar su arma.

De modo que, a finales del siglo XV y principios del XVI, se desarrollan una serie de técnicas que permiten al guerrero estar preparado para cualquier ataque sorpresa, pudiendo desenvainar el arma con la mayor rapidez posible para contraatacar al oponente sin darle tiempo a reaccionar. Fueron precisamente estas técnicas las que popularizaron la forma de llevar la katana con el filo hacia arriba, que lo hacía mucho más rápido para desenvainar.

El principal desarrollador del Iaijutsu en este periodo fue Hayashizaki Jinsuke Minamoto-no-Shigenobu (1546-1621), que fundó la escuela Muso Hayashizaki Ryu. Ya existían estilos más antiguos que contenían técnicas de Iaijutsu en su currículum, como el Tenshin Shoden Katori Shinto Ryu, pero la gran mayoría de los estilos especializados en Iaijutsu son derivados de la escuela de Hayashizaki.

De esta forma el Iaijutsu se difundió, hasta la época del Haitorei, que decretó la abolición del derecho de llevar una espada encima en la era Meiji. Se desarrolló con mucho éxito por multitud de escuelas.

Más recientemente, el Iaijutsu influenció la creación del Iaidō, que tiene como objetivo ser una vía de auto perfeccionamiento, concentración y unidad de espíritu no enfocado al combate real.

Escuelas

Existen diferentes escuelas (ryū) de iaidō y iaijutsu. Algunas son muy similares entre sí y otras diferentes. Algunos de los estilos que actualmente se practican en Japón son:

  • Hoki Ryū
  • Mugai Ryū
  • Muso Jikiden Eishin Ryū
  • Muso Shinden Ryū
  • Sekiguchi Ryū
  • Suio Ryū
  • Tenshin Shoden Katori Shinto Ryū
  • Toyama Ryū
  • Mugai Ryū

Y otras.

Seitei Iaido

Es la forma de trabajo más reciente, este estilo de iaidō es el de la All Japan Kendo Federation (AJKF, Zen Nippon Kendō Renmei o ZNKR), fundada en 1952 cuando se restauró la independencia en Japón y pudieron volver a practicarse artes marciales.

En 1969, se creó una serie de siete katas basándose en las escuelas antiguas como Musō Jikiden Eishin Ryū o Muso Shinden ryū.

En 1980 se añadieron tres katas más, y en el año 2000 otras dos, conformando la actual serie de doce katas, conocidas como Zen Nippon Kendō Renmei Iai (全日本剣道連盟居合).

Es importante destacar que el seitei iaido no se considera una escuela tradicional, y que generalmente sus practicantes intentan evitar utilizar el término “escuela” a la hora de referirse a esta forma de trabajo, con la intención de que esta diferencia quede clara y se entienda.

La intención que se tuvo al crear esta forma de trabajo es la de promocionar el arte del Iaido, sobre todo entre los practicantes de kendō (algunas katas están ligeramente modificadas respecto a sus originales para hacerlas más familiares a dichos practicantes) buscando que el alumno aprenda la esencia y el espíritu de este arte.

Esta disciplina está ampliamente reconocida en Japón y en el resto del mundo. Los practicantes de iaido suelen estudiar y entrenar esta forma de trabajo antes de embarcarse en la práctica de escuelas tradicionales.

Una curiosidad de esta forma de trabajo es que, durante algunos años, se prescindió del uso del sageo (la cuerda que sujeta la funda a la cintura) porque no se consideraba necesaria. Sin embargo, hoy en día lo normal es usarlo, como en las escuelas tradicionales.

Video de 13 katas.     Sugoi desu