Funakoshi

FUNAKOSHI Gichin
(1868-1957)

sensei_funakoshi

FUNAKOSHI Gichin nació en el distrito de Yamakawa-cho, en la capital real de Shuri, en la isla de Okinawa , el 10 de noviembre de 18681.

Su familia Shizoku (clase alta) pertenecía desde hacía varias generaciones al funcionariado de bajo rango. Su abuelo paterno, Gifuko, llegó a ser un notable erudito confucionista a quien se le encargó instruir a las hijas del Hanshu (jefe del clan). Su padre, funcionario de segundo orden, se llamaba Gisu y Funakoshi fue su único hijo. Gisu era experto en lucha con palo (bo-jutsu), y también alcohólico, lo que le valió perder la buena herencia de su padre y que su familia viviese en relativa pobreza a pesar de su rango.
Funakoshi era un niño frágil y enfermizo y al poco tiempo de nacer fue a vivir con sus abuelos maternos. Su abuelo lo instruyó en los “Cuatro Clásicos Chinos” y los “Cinco Clásicos Chinos”.

En la escuela primaria hizo gran amistad con uno de sus compañeros de clase que resultó ser hijo de AZATO Ankoh, uno de los más grandes Maestros de Okinawa. Funakoshi tuvo la fortuna de recibir de él su primera lección de Tode (Karate) en 18792. En ese tiempo la práctica, prohibida por el gobierno, se realizaba clandestinamente y los profesores no permitían a sus alumnos revelar que estaban aprendiendo el arte. El joven Funakoshi recorría cada noche el camino desde casa de sus abuelos hasta la casa del Maestro Azato. Al principio no le entusiasmaba, pero tras un par de años vio su salud muy mejorada y empezó a disfrutar del Tode.

La práctica consistía en infinitas repeticiones del mismo kata en el dojo o en el patio de la casa de Azato, bajo su atenta mirada.

« La práctica era estricta y nunca me fue permitido pasar a otro kata hasta que Azato estaba convencido de que había comprendido perfectamente el que estaba practicando. »

FUNAKOSHI Gichin

Posteriormente Funakoshi conoció también al buen amigo de Azato, el no menos versado en Tode ITOSU Ankoh. Funakoshi fue alumno de ambos y algunas veces tuvo la fortuna de practicar bajo la tutela de los dos Maestros al mismo tiempo. Escuchando las discusiones entre ellos dos logró aprender muchísimo sobre todos los aspectos del arte.

Como el Tode en aquella época no podía ser una profesión, decidió aprovechar los conocimientos en los clásicos chinos que había recibido desde niño de su abuelo y de Azato para hacerse maestro de escuela. Se presentó a los exámenes y obtuvo el puesto de instructor asistente en una escuela primaria. En 1888, cuando tenía 21 años3, tuvo a su cargo por primera vez una clase. Dedicaría a esta profesión los siguientes 30 años.

funakoshi_gichin_joven_uniforme

Joven Funakoshi (en el centro) de uniforme.

Hoy por hoy no está confirmado que alguna otra persona de las que aparecen en esta fotografía tenga relación alguna con el Karate. La persona a la derecha de Funakoshi NO es ITOSU Ankoh.

En esta época debió casarse con su esposa (“no pude casarme hasta después de haber cumplido los veinte años“). Ella trabajaba tejiendo tela y cultivando verduras, y observando a Funakoshi practicar en el patio de casa aprendió también el arte del Tode. Según su marido, simplemente viéndole entrenar y con una práctica ocasional llegó a alcanzar un gran nivel.

Aunque comenzó como asistente, al poco tiempo aprobó los exámenes que le calificaron como instructor de las clases elementales. Entonces fue trasladado a Naha. Más tarde se convirtió en instructor de cursos superiores. En 1891-92 rechazó un ascenso que habría supuesto separse de sus maestros.

Además de con Azato e Itosu, sus primeros y principales Maestros, Funakoshi entrenó con diferentes profesores: Kiyuna, Toonno de Naha, Niigaki y Matsumura. Azato e Itosu no tenían celos de los demás maestros y le presentaban a Funakoshi a los que conocían aconsejándole que aprendiera de ellos sus mejores técnicas.

En 1900 nació su primer hijo, FUNAKOSHI Yoshihide (Giei).

Entre 1900 y 1902 el comisario escolar de la prefectura de Kagoshima, OGAWA Shintaro, visitó la escuela donde Funakoshi trabajaba como maestro. Había una exhibición de Tode entre los actos que se celebraron en su honor. Le causó una buena impresión y envió un informe detallado al Ministro de Educación elogiando las virtudes del arte. Como resultado, el Tode se convirtió en una asignatura de la Escuela Secundaria de la prefectura de Daiichi y en la Escuela Normal Masculina.

Una vez incluido el Tode como asignatura en las escuelas y después de obtener el permiso de Azato e Itosu, Funakoshi anunció que aceptaría alumnos.

En 1906 nació su tercer hijo, FUNAKOSHI Yoshitaka (Gigo). Ese mismo año falleció su primer maestro, AZATO Ankoh.

En 1915 falleció su otro maestro, ITOSU Ankoh.

El 6 de marzo de 1921 tuvo el honor de ser el encargado de realizar una demostración en el Castillo de Shuri (Okinawa) ante el Príncipe Heredero Hirohito.

fotofun22

Foto de grupo conmemorando la exhibición de Tode en Okinawa ante el Príncipe Heredero el 6 de marzo de 1921.

FUNAKOSHI Gichin en el centro de brazos cruzados.

Poco después de la visita del Príncipe a Okinawa tuvo que dejar su trabajo de profesor de escuela tras más de treinta años dedicado a esta profesión. Tuvo que renunciar al ser nombrado director de una escuela en una isla lejana del archipiélago y no querer abandonar a su madre, ya vieja, que estaba en cama. Entonces organizó la “Okinawan Students Supporting Society”, de la que más tarde fue director.

También formó otro grupo con la ayuda de sus colegas: la “Okinawa Association for the Spirit of the Martial Arts” cuyo fin era la unificación del Tode.

En 1917 se solicitó que se realizara una exhibición en Japón, en el Butoku-Den de Kyoto. Se decidió enviar a FUNAKOSHI Gichin porque era el director del Shobukai (Asociación Okinawense de Promoción del Espíritu Marcial), por sus innegables cualidades pedagógicas, y sobretodo por su elevado nivel de japonés hablado y escrito. El Maestro Funakoshi era un hombre culto, maestro de escuela nacido en Shuri, que había aprendido Tode con dos de los expertos más relevantes de Okinawa: Azato e Itosu. La exhibición tuvo un leve interés y Funakoshi volvió a su isla nuevamente.

A finales de 1921 el Ministro de Educación anunció que iba a celebrarse una exhibición de artes marciales tradicionales japonesas durante la primavera siguiente, en la Escuela Normal Superior Femenina, en Ochanomizu, Tokyo. Invitaron a participar a la prefectura de Okinawa y el departamento de educación pidió al Maestro Funakoshi que presentara en la capital el arte del Tode.
La demostración se llevó a cabo en la Primera Exhibición Atlética Anual celebrada en mayo de 1922. Toda la exhibición tuvo un gran éxito, especialmente la presentación del Tode de Okinawa.

El Maestro Funakoshi tenía ya 53 años cuando llegó a Japón, pero todavía le quedaba un largo camino por delante.

funakoshi_gichin_kimono

FUNAKOSHI Gichin
(~1922)

Tras la demostración, el Maestro Funakoshi pensaba regresar de inmediato a Okinawa, pero el fundador del Judo y presidente del “Kodokan Judo Hall”, KANO Jigoro, le pidió que pronunciara una breve conferencia, por lo que tuvo que prolongar su estancia en Tokyo. La conferencia y demostración tuvo lugar en el mismo Kodokan ante más de cien espectadores. El compañero de Funakoshi en la exhibición fue GIMA Shinkin, quien había entrenado durante mucho tiempo en Okinawa y se encontraba en esos momentos estudiando en una universidad de Tokyo (Tokyo Shoka Daigaku). Kano quedó impresionado y pidió a Funakoshi que le enseñara algo de los katas fundamentales. El Maestro Funakoshi aceptó sintiéndose muy honrado.

Al poco tiempo, cuando el Maestro Funakoshi se preparaba de nuevo para regresar a Okinawa, el pintor KOSUGI Hoan (1881-1964), que había visitado Okinawa y le había gustado el Tode, le pidió que considerara quedarse en Tokyo algún tiempo más para darle lecciones. Así se pospuso de nuevo el regreso a Okinawa, y el Maestro Funakoshi empezó a entrenar a los miembros del grupo del pintor, el “Tabata Poplar Club”.

« Después de algunas clases, se me ocurrió de improviso que si quería que el Karate fuera conocido en todo el Japón, yo era la persona adecuada para hacerlo, y Tokyo el lugar por donde empezar. »

FUNAKOSHI Gichin

El Maestro Funakoshi cuenta en su autobiografía que escribió a sus Maestros (Azato e Itosu) para contarles su idea de quedarse en Tokyo para difundir el arte y que recibió de ambos cartas de aliento. Esto es completamente imposible porque cuando el Maestro Funakoshi llegó a Tokyo en 1922 sus Maestros ya habían fallecido.

Posteriormente el Maestro Funakoshi se trasladó a Meisei Juku, residencia de estudiantes de Okinawa (en Suidobata, Tokyo). Allí le permitían utilizar el salón de lectura como dojo cuando los estudiantes no lo necesitaran. Aquella época fue dura para el Maestro, tuvo que trabajar de conserje, celador, jardinero e incluso barriendo habitaciones, ya que enseñando Tode no podía subsistir. El Tode era desconocido, tenía pocos alumnos y con lo que le pagaban no era suficiente.

Con la llegada del Tode a Japón, el arte empezó a denominarse “Karate”, ya que ésta era la pronunciación japonesa de los kanji con los que se solía escribir la palabra (唐手).

Tras la exhibición surgieron abundantes solicitudes de un texto sobre el nuevo Arte Marcial. KOSUGI Hoan alentó al Maestro Funakoshi para que escribiera un libro sobre Karate. Esto motivó la aparición del primer libro del Maestro y primer texto japonés sobre Karate publicado por Bukiosha en Tokyo en noviembre de 1922 con el título “Ryukyu Kenpo: Tode” (流球拳法唐手). Kosugi fue el encargado de ilustrar el libro y en la introducción participaron un buen número de personas importantes.

La situación económica empezó a mejorar a medida que aumentaba el número de alumnos y crecía la popularidad del Karate. Entre los primeros alumnos de Funakoshi en Japón se encontraban, además de los miembros del “Tabata Poplar Club”, el profesor KASUYA Shinyo, del departamento de Lengua y Literatura Alemana de la Universidad de Keio; el joven aristócrata SAIGO Kichinosuke; el almirante YASHIRO Rokuro, que años antes había tenido contacto con el Karate de Okinawa, y a quien ahora Funakoshi visitaría una vez por semana en su casa en Koishikawa Hara-machi para enseñar Karate, no sólo a él sino también a sus hijos y nietos; y también luchadores de Sumo como los campeones Fukuyanagi y ONISHIKI Uichiro.

funakoshi_gichin_saigo_kichinosuke

FUNAKOSHI Gichin y SAIGO Kichinosuke.

El Gran Terremoto Kanto del 1 de septiembre de 1923 fue una catástrofe que asoló Tokyo. El dojo de Meisei Juku se libró de la destrucción, pero muchos alumnos perecieron en el holocausto. Los días siguientes el Maestro Funakoshi y los alumnos ilesos se unieron a un grupo de voluntarios para ayudar a restablecer la normalidad y pronto empezaron a trabajar en el Banco Daiichi Sogo, en Kiobashi, haciendo clichés para ganarse la vida.
Las placas de impresión originales del libro “Ryukyu Kenpo: Tode” quedaron destruidas por el fuego ocasionado por el terremoto.

En 1924, con cincuenta y seis años de edad, el Maestro Funakoshi participó y se clasificó para el “Tokyo Invitational Prize”, una competición para gimnastas. Debido a esto se le dio la oportunidad de realizar una exhibición en la sala Jinchin en Ueno. El éxito de su participación a una edad tan avanzada sorprendió mucho e hizo aumentar el interés por el Karate.

El 12 de abril de 1924 el Maestro Funakoshi concedió los primeros Cinturones Negros de Karate a siete hombres. Entre los receptores se encontraban OHTSUKA Hironori, GIMA Shinken y TOKUDA Ante, el primo de Gima, quien recibió el Cinturón Negro Segundo Dan (Nidan). Las otras cuatro personas eran Kasuya, Akiba, Shimizu y Hirose.

funakoshi_primerosalumnosjapon

Funakoshi y algunos de sus primeros alumnos en Japón.

Funakoshi en la fila del centro 4º por la izquierda. MASAHIRO Kasuya a la derecha de Funakoshi.

funakoshi_ohtsuka_diploma

OHTSUKA Hironori recibiendo un diploma de manos del Maestro FUNAKOSHI Gichin.
(~1924)

A finales de 1924 se le pidió al Maestro Funakoshi que instruyese a un pequeño grupo de estudiantes en la Universidad de Keio. Éste fue el primer club universitario de Karate-do. En pocos años muchas otras universidades también formaron clubes de Karate-do: Waseda, Hosei, Chuo, Senshu, Takushoku, Nihon, etc. El Karate-do recibió un gran impulso en las universidades de Japón, con el Maestro Funakoshi al frente impartiendo conferencias sobre sus beneficios físicos y espirituales. En el futuro serían estos clubes los que formarían la columna vertebral del Karate japonés.

Debido a la gran demanda pública, el libro “Ryukyu Kenpo: Tode” fue revisado y reeditado el 10 de marzo de 1925 bajo el título “Rentan Goshin Tode (Karate) Jutsu” (錬膽護身唐手術, Fortalecer el Poder de Voluntad y Autodefensa a través de las Técnicas del Tode).
Fue nuevamente publicado un año más tarde, el 1 de abril de 1926.

rentan-goshin-karate-jutsu1

Primer libro de FUNAKOSHI Gichin (2ª Edición):
Rentan Goshin Tode (Karate) Jutsu“.

funakoshi_gichin_heian_yondanfunakoshi_gichin_jodan-uchi-ude-uke

FUNAKOSHI Gichin entrenando en el Meisei Juku.

(Aproximadamente finales de la década de los años 1920s)

Llegó un momento en el que decidieron arreglar el Meisei Juku (construido en 1912 ó 1913) que estaba muy deteriorado. Mientras se realizaban las reformas no tenían lugar donde entrenar, y el Gran Maestro de Kendo NAKAYAMA Hakudo (Hiromichi) les ofreció gentilmente su dojo para que lo utilizaran cuando estuviera libre. El Maestro Funakoshi se trasladó también a una casa más grande con un gran patio donde podía entrenar con sus alumnos.
Pero el número de alumnos siguió creciendo y pronto eran demasiados para el patio de la casa del Maestro, y también para el dojo de Kendo.

En 1928 comenzaron a llegar a las islas principales de Japón otros maestros okinawenses. El primero y el de mayor influencia fue MABUNI Kenwa, alumno de Naha-Te del Maestro HIGAONNA Kanryo y de Shuri-Te del Maestro ITOSU Ankoh. Mabuni recibió ayuda de Konishi, con quien vivió los primeros diez meses de su estancia en Japón. Finalmente el Maestro Mabuni se estableció definitivamente en otra ciudad japonesa, Osaka, centrando allí el ámbito de influencia de su estilo, el Shito-Ryu.

funakoshi_mabuni_konishi

FUNAKOSHI Gichin, MABUNI Kenwa, KONISHI Yasuhiro y MABUNI Kenei.

konishi_yamada_miyagi_funakoshi

KONISHI Yasuhiro, MIYAGI Chojun, YAMADA Tatsuo y FUNAKOSHI Gichin.
(~1932)

« Ahora tengo sesenta y seis años y empecé a practicar Karate cuando tenía doce o trece. Nunca he dejado de entrenar desde entonces. Aunque he estado entrenando durante cincuenta y cuatro o cincuenta y cinco años ciertamente no soy la excepción, ya que existen muchos entusiastas del Karate como yo. »

FUNAKOSHI Gichin

funakoshi_gichin_clase_heian-nidan

El Maestro FUNAKOSHI Gichin dirigiendo una clase de Karate. [fuente]

(Dojo de la Universidad de Waseda ~ 1931)

Aproximadamente en 1930 llegó a Tokyo el tercer hijo del Maestro Funakoshi, Yoshitaka, “El Genio del Karate“. El joven Funakoshi era una persona completamente distinta a su padre. Para el viejo profesor lo más importante siempre fue el kata y el aspecto moral del arte. El Karate-do de su hijo estaba totalmente enfocado a la eficacia en combate, velocidad y potencia se unían en un dinamismo completamente desconocido hasta entonces.

funakoshi_gichin_funakoshi_yoshitaka_nakayama_masatoshi

FUNAKOSHI Gichin, Yoshitaka y Nakayama.

En 1935 el Maestro Funakoshi publicó un nuevo libro titulado “Karate-do Kyohan” (空手道教範, El Texto Maestro del Camino de la Mano Vacía).

kyohon-1935c

Karate-do Kyohan
(FUNAKOSHI Gichin)

El Maestro Funakoshi utilizó el nuevo ideograma (空) para escribir la parte “kara” de “Karate-do” en el título del libro. La antigua denominación “Tode/Karate” (唐手, Mano China) se transformó en Karate-do (空手道, Camino de la Mano Vacía), nombre que perdura hasta hoy, con el concepto de perfeccionamiento no sólo físico y técnico sino también intelectual a través de las Artes Marciales.

« No creo que el término “Mano China” sea el correcto para nombrar el Karate de Okinawa tal como ha evolucionado durante siglos.
[…]
Al creer, como los budistas, que es el vacío lo que subyace en el corazón de la materia y de toda la creación, he insistido siempre en la utilización de ese carácter particular para denominar el arte marcial al que he dedicado toda mi vida. »

FUNAKOSHI Gichin

En la portada del libro aparecía un tigre, que llegaría a convertirse en el símbolo del Shotokan.

tigre_shotokan

El Tigre Shotokan

En esa época el “Comité Nacional de Ayuda al Karate” solicitó fondos para construir el primer dojo de Karate de Japón. El Dojo se edificó en Zoshigaya, Toshima (Tokyo). El Maestro Funakoshi entró por primera vez en el Dojo (todavía en construcción) en la primavera de 1936, cuando tenía ya 67 años de edad. Sobre el portal de la entrada colgaba un letrero que decía “Shotokan” (Edifico de Shoto).
El Dojo se empezó a utilizar tan pronto como fue posible, pero no estuvo terminado hasta pasados varios años, siendo inaugurado el 29 de julio de 1939.

funakoshi_yoshitaka_funakoshi_gichin

FUNAKOSHI Yoshitaka y FUNAKOSHI Gichin.

shotokan_dojo

Shotokan Dojo
(1936-1945)

300px-shotokan_japanesesvg1

Shotokan
Edificio de Shoto

Una vez construido el Dojo, algunas de las primeras tareas fueron elaborar un programa de enseñanza y formalizar los requisitos para conseguir los distintos grados (dan y kyu).

El número de alumnos crecía rápidamente, tanto en el Dojo Shotokan como en las universidades de Tokyo, que formaban nuevos grupos de Karate en sus departamentos de educación física. El Maestro Funakoshi no se resentía de su edad pero un solo hombre no podía abarcar todas las tareas que se estaban acumulando, así que fue delegando responsabilidades. Su hijo Yoshitaka sería el encargado de llevar el Dojo y en las universidades serían los estudiantes más avanzados (senpai) los encargados de dar las clases. El Maestro Funakoshi fue asumiendo progresivamente el papel de supervisor.

Muchos diplomados en el Dojo Shotokan y karatekas de las universidades empezaron a enseñar también en otras ciudades. Así fue como el Karate empezó a difundirse por el resto del país. El Maestro Funakoshi tuvo que encargarse también de visitar los grupos locales.

En 1941 Japón entró en la Segunda Guerra Mundial. Con el país preparándose para la guerra el número de alumnos creció todavía más y el Dojo Shotokan quedó desbordado, muchos tenían que practicar en el patio y otros incluso fuera en la calle. Muchos jóvenes alumnos prometedores se fueron a la guerra para no regresar.

En diciembre de 1943 se publicó el libro del Maestro Funakoshi “Karate-do Nyumon” (空手道入門, Introcucción al Karate-do).

En la primavera de 1945 el Maestro Funakoshi se trasladó con su hijo mayor (Yoshihide) a Koshikawa, donde Yoshitaka se hallaba hospitalizado. Mientras estaba allí el Dojo Shotokan fue totalmente destruido por un ataque aéreo el 29 de abril de 1945.

Yoshitaka, que había padecido problemas de salud desde niño, sucumbió finalmente ante la enfermedad el 7 de noviembre de 1945.

La guerra terminó y los americanos llegaron a Japón como vencedores. El General McArthur prohibió la práctica de todas las artes marciales japonesas. El desarrollo del Karate-do se detuvo.

El caos que se produjo en Tokyo tras la rendición del Emperador hizo que el Maestro Funakoshi se trasladara a Oita, en Kyushu, donde se encontraba su mujer, entre los muchísimos refugiados de Okinawa. La esposa del Maestro nunca antes había querido abandonar Okinawa para reunirse con su marido e hijos en Tokyo, prefiriendo quedarse en la isla cerca de los restos de sus antepasados. Falleció en Oita a finales del otoño de 1947. A los pocos días el Maestro Funakoshi partió en tren hacia Tokyo portando una urna con las cenizas de su mujer. Iba a pasar algún tiempo en casa de su hijo mayor.

En el mes de mayo de 1949 OBATA Isao, discípulo del Maestro Funakoshi, fundó la Nihon Karate Kyokai (Japan Karate Association, JKA). El Maestro Funakoshi fue nombrado de inmediato Instructor-Jefe de la asociación.  [jka]

funakoshi_gichin_grupo_universidad_waseda_1951

El Maestro Funakoshi (centro) rodeado de algunos de sus alumnos en el dojo de la Universidad de Waseda.
(Diciembre de 1951)

En la imagen aparecen, entre otros, Obata (2ª fila, a la izquierda de Funakoshi), Nakayama (2ª fila, 4º por la derecha), Nishiyama (2ª fila, 2º por la derecha), Kase (2ª fila, 1º por la derecha), y Ohshima (de pie en la fila de atrás en karategi y de brazos cruzados, 3º por la derecha).

En sus últimos años de vida, el Maestro Funakoshi pudo ser testigo de los comienzos de la expansión internacional del arte que él mismo había introducido en Japón hacía casi cuatro décadas.

« El final de la guerra nos trajo la ocupación, y entonces algunos soldados americanos empezaron a visitarme y pedirme que les enseñara Karate. […] Tuve muchas experiencias con visitantes y militares americanos del ejército de ocupación, y pronto me acostumbré a ver caras extranjeras (incluidas algunas femeninas) en el dojo de Karate Kyokai. »

FUNAKOSHI Gichin

Después de firmarse el tratado de paz entre Japón y los EEUU (1951), un oficial americano de alto rango pidió al Maestro Funakoshi que visitara durante tres meses las bases americanas en el Continente, haciendo exhibiciones de Karate para los pilotos americanos. El Maestro escogió como ayudantes a OBATA Isao (Universidad de Keio), KAMATA Toshio (Universidad de Waseda) y NAKAYAMA Masatoshi (Universidad de Takushoku).

funakoshi_gichin_obata_isao_demo_tameshiwari

FUNAKOSHI Gichin y OBATA Isao supervisan una demostración de tameshiwari (rompimientos) ante la incrédula mirada de karatekas americanos.
(~1952)

« Así, el Karate-do, que en mi juventud era una actividad local clandestina en Okinawa, finalmente fue el arte marcial japonés que primero tomó alas y voló a América. Ahora es conocido en todo el mundo. »

FUNAKOSHI Gichin

El 3 de julio de 1954 se celebró el “Encuentro de Budo Combinado de todo Japón” en el gimnasio de Tokyo. Muchos Grandes Maestros de todas las artes asistieron: Kyu-jutsu (arquería), Jo-jutsu (palo), Jitte-jutsu (cuchillo metálico de varias puntas), Naginata-jutsu (alabarda), Iai-jutsu (arte de desenvainar la espada), etc. Representando al Kendo estaban los Maestros NAKAYAMA Hakudo, TAKANO Shigeyoshi, SAIMURA Goro y MOCHIDA Seiji. Del mundo del Judo asistió MIFUNE Kyuzo y del Aikido SHIODA Gozo. El más anciano era el Maestro Funakoshi, y su demostración fue muy bien recibida.

funakoshi_gichin_anciano_demo63_22

El Maestro Funakoshi, ya anciano, realizando demostraciones.
(Años 50)

El 20 de marzo de 1955 el Dojo de la Asociación Japonesa de Karate (JKA) fue establecido en el interior del Centro Cinematográfico en Yotsuya (Tokyo). Estuvieron presentes, entre otros, FUNAKOSHI Gichin, SAIGO Kichinosuke, OBATA Isao, ITO Kimio y TAKAGI Masatomo, quien tomó el puesto de Presidente del Consejo. NAKAYAMA Masatoshi fue nombrado Instructor-Jefe.

funakoshi_gichin_anciano_preside_clase_karate

El Maestro Funakoshi presidiendo una clase de Karate.

El 1 de octubre de 1956 se publicó la autobiografía del Maestro Funakoshi titulada en japonés “Karate-do Ichiro” (空手道一路, Karate-do Un Camino).

Karate-do Ichiro
(FUNAKOSHI Gichin)

« El Karate ha conseguido gran popularidad internacional desde hace muy poco tiempo, pero esta debe ser alimentada y utilizada por los profesores con sumo cuidado. Ha sido para mí muy gratificante ver el entusiasmo con que los jóvenes, e incluso los niños, practican este deporte, no sólo en mi país, sino en todo el mundo. »

FUNAKOSHI Gichin

El 26 de abril de 1957, a los 88 años de edad, FUNAKOSHI Gichin falleció.  [jka]

Su funeral fue celebrado el 10 de mayo.

El 21 de junio se realizó una ceremonia en su honor seguida de demostraciones de diferentes estilos y disciplinas en el Estadio Internacional Ryogoku.

funakoshi_gichin_anciano

FUNAKOSHI Gichin

funakoshi_gichin_grave_01

Tumba del Maestro Funakoshi.

Lectura recomendada:

  • Monumentos en honor a FUNAKOSHI Gichin

« Que el Karate-do ocupe hoy un lugar como deporte reconocido internacionalmente, se debe sobre todo al esfuerzo de mis maestros, mis compañeros de práctica, mis amigos y discípulos, que dedicaron tiempo y esfuerzo sin límites a la tarea de conseguir que este arte de autodefensa alcanzara su actual estado de perfección. Creo que mi papel ha sido el de simple introductor, un maestro de ceremonias, por así decirlo, alguien que tuvo la suerte de aparecer en el momento y lugar oportuno. »

FUNAKOSHI Gichin


Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s